Cabo Tiñoso se convierte en la segunda reserva marina de la Región

Cabo Tiñoso (Cartagena) se convierte en la segunda reserva marina de la Región de Murcia con una gestión compartida junto a Cabo de Palos-Islas Hormigas, tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que establece la colaboración entre la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

1469631560_912845_1469631690_noticia_normal

 

Tras esta publicación, la Región cuenta ya con dos de las once reservas marinas que hay en España, siendo estas de interés pesquero.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, visitó  Cabo Tiñoso, donde destacó que «la Comunidad es puntera en las actuaciones de gestión de la pesca sostenible y economía azul». Añadió que «la idea de que este ecosistema marino se uniera junto con Cabo de Palos-Islas Hormigas en este convenio surgió con el objetivo de seguir preservando y protegiendo el medio marino, además de regenerar las especies»

Del Amor resaltó durante su vista que «somos la Comunidad que más protegidas tiene sus costas». Las razones por las que se cumple este cuidado costero, explicó el consejero, «son la protección del medio marino, el control y limitación del número de barcos, la recuperación de los caladeros y la compatibilización con la investigación y el turismo».

Finalmente, el consejero hizo hincapié en que «estas reservas marinas se encuentran sometidas a un plan ambiental de seguimiento que tiene como objetivo corroborar su estado y la no afección de la pesca y el buceo».

Reserva Marina de Interés Pesquero de Cabo Tiñoso

La finalidad de las zonas de reserva marina es la de proteger los ecosistemas marinos con características ecológicas diferenciadas y que presentan un especial interés para la regeneración de los recursos pesqueros.

CABO TIÑOSO RESERVA MARINA

El área de Cabo Tiñoso-La Azohía alberga una flora y fauna de gran riqueza y variedad, con relieves abruptos; con acantilados de calizas y dolomías del Triásico que se extienden desde las profundidades del mar hasta alturas comprendidas entre los 20 y los 200 metros y que conforman un valor paisajístico muy alto, con la presencia de delfines mulares, debido a la calidad de sus aguas. La disposición de la plataforma continental alcanza importantes profundidades a escasa distancia del litoral, y hay escasa presencia de embarcaciones durante buena parte del año.

Las extensiones de la planta Posidonia oceánica ocupan las ensenadas y calas y en especial las zonas arenosas del entorno de La Azohía-Cala Cerrada. Las praderas de esta planta son uno de los ecosistemas submarinos más productivos. La pradera de Posidonia de La Azohía es la única del litoral de la Región de Murcia que florece todos los años debido a las especiales condiciones térmicas de sus aguas.

A los valores naturales de la zona, se unen los culturales, y en especial la presencia de la “almadraba”, para la captura de melva, bonito, lecha y otras especies de peces migradores. Este tipo de pesca era ya utilizado en época romana, habiéndose encontrado junto a la desembocadura de la rambla de la Bocaoria restos arqueológicos de fabricación de salazones.

Litoral sumergido 

En cuanto a la localización de las especies de interés especial, “el entorno de Cabo Tiñoso puede considerarse como un oasis naturalístico en cuanto a rareza y diversidad. La disposición de la placa continental confiere a la zona un enorme valor faunístico y comercial. La poca extensión de la plataforma continental hace posible recolectar especies de profundidad en aguas relativamente someras, 20-40 metros de profundidad. En La Azohía, como en diversas zonas de Cabo Tiñoso, es posible encontrar gran número de especies esciáfilas y fotófilas (habitan zonas con poca y mucha luz respectivamente), lo que resulta de enorme interés para aquellas personas que quieren conocer la variedad faunística del litoral de la Región de Murcia sin equipo de inmersión. El factor de accesibilidad, de abundancia y de rareza de especies confiere a Cabo Tiñoso un valor incalculable“.

cabo-tinoso2

La zona cuenta con una importante presencia de comunidades superficiales, medias y profundas de substrato duro, y numerosas especies indicadores de un muy alto valor ecológico.

Las poblaciones de las zonas bien iluminadas (fotófilas), que llegan a sobrepasar los 30 m de profundidad, presentan un elevado número de algas verdes (Acetabularia, Codium), pardas (Halopteris, Padina) y rojas (Amphiroa, Jania). Entre los animales destacan numerosas esponjas (Ircinia), cnidarios (Anemonia, Aglaophemia), poliquetos (Spirographis), moluscos (Murex, Sepia), crustáceos (Balanus, Maja), erizos (Arbacia, Paracentrotus) y peces como los tordos (Labrus) o las coloridas doncellas (Coris)

 

mazarron-buceo-xmigrations

Las comunidades de las zonas de penumbra (esciáfilas), de gran riqueza cromática, son características de profundidades intermedias, aunque aquí pueden ser observadas a poca distancia de la superficie. Es el llamado precoralígeno, en el que las algas rojas como Peyssonellia y Lithophyllum destacan sobre las verdes (Halimedea, Udotea) y pardas (Dyctyopteris). La diversidad faunística es muy notable, tanto en esponjas (Hymeniacidon, Clathrina), como en cnidarios como las anémonas incrustantes (Parazoanthus) y otras (Aiptasia), poliquetos (Serpula, Protula), moluscos como la ostra roja y el pulpo, o crustáceos como la cigarra. Son igualmente abundantes los salmonetes, Tripterygion y otras especies de peces, que comparten el hábitat con briozoos como el falso coral (Myriapora) o Margaretta, equinodermos como la Ofiura o la estrella de mar común, y ascidias como la esponja roja (Halocynthia).

Aunque cada día más escasas, es posible encontrar todavía en la zona dos grandes especies de crustáceos decápodos, de gran interés comercial, como son la langosta y el bogavante.

Las extensiones de la planta Posidonia oceanica, con un aspecto entre denso y muy denso, ocupan las ensenadas y calas, y en especial las zonas arenosas del entorno de La Azohía-Cala Cerrada. Las praderas de esta planta son uno de los ecosistemas submarinos más productivos, siendo considerados como verdaderos “bosques” en el mar, y desempeñando un gran interés para un buen estado de las pesquerías locales. Esto se debe tanto a la importancia para la alimentación como por facilitar cobijo en sus enmarañadas cintas a los peces, moluscos y demás componente de la fauna marina, siendo algunos de ellos muy importantes para la economía local. En las arenas encontramos también otras formaciones de fanerógamas (Zostera, Cymodocea).

En las aguas que rodean la mole rocosa entre Cabo Tiñoso y La Azohía es fácil la observación de numerosas especies pelágicas -que viven en mar abierto- como la lecha y la barracuda, a veces formando grandes cardúmenes. A pesar de su intensa persecución, es también posible encontrarse aún con grandes predadores marinos como los congrios, morenas y meros, que se refugian en zonas cada vez más profundas.

Litoral emergido

La costa acantilada que se levanta bruscamente desde el mar constituye un magnífico refugio para numerosas especies de aves, entre las que destaca el Halcón peregrino, residente habitual de los cantiles. Pardelas cenicientas y Paiños mediterráneos se reproducen en un islote cercano, obteniendo las primeras una parte importante de su alimentación del aprovechamiento de los descartes de los barcos arrastreros que faenan en la zona. Entre las plantas aparecen también especies de gran interés, como el cornical y diversas rupícolas (viven directamente sobre las rocas), algunas de reducida distribución en Europa.

Al igual que el área de Cabo de Palos-Islas Hormigas, la primera Reserva Marina del litoral de la Región de Murcia, también Cabo Tiñoso-La Azohía responde a todos los criterios medioambientales que internacionalmente se consideran para seleccionar las zonas de mayor valor ecológico:

  • Presenta una alta diversidad de hábitat y especies.
  • Presenta una alta “naturalidad”, al ser zona suficientemente alejada de núcleos urbanos, siendo escasa la humanización de los mismos.
  • Constituye una buena “representación” de las biocenosis bentónicas mediterráneas.
  • Presenta suficiente “extensión” para asegurar el desarrollo de las especies o comunidades que albergan.
  • Presenta un alto “valor potencial” como posible zona de recuperación de especies muy castigadas.
  • Acoge especies y biocenosis cuyo alto “desarrollo-rareza”- necesita de la zona tal como está para permanecer y no ser sustituidas por especies o biocenosis más oportunistas o cosmopolitas.
  • Presenta un “atractivo intrínseco” en función de los diferentes usos que se pueden tener una vez protegida: científico, educacional, ocio, cultural, etc.

A los valores naturales se unen los culturales, y en especial la presencia de la “almadraba” que todos los años se cala desde la punta de La Azohía, para la captura de melva, bonito, lecha y otras especies de peces migradores. Este laberinto de redes era ya utilizado en las costas de Cartagena en época romana, habiéndose encontrado junto a la desembocadura de la rambla de la Bocaoria restos arqueológicos de fábricación de salazones.

Un espacio natural clave para la conservación del delfín mular

El delfín mular es un delfín gregario (vive habitualmente en grupos) que en el Mediterráneo ocupa las aguas costeras de la plataforma continental principalmente. La alimentación de esta especie, basada sobre todo en peces demersales, la ha llevado a competir directamente con el hombre. La escasez de alimento, como resultado de una sobre-explotación de los recursos de la plataforma continental mediterránea es, sin lugar a dudas, una de las principales causas de su regresión en este mar.

66564

Los resultados analizados hasta la fecha han permitido identificar la franja costera del Cabo Tiñoso y la Bahía de la Azohía como uno de los hábitats preferenciales para las últimas poblaciones de delfín mular presentes en aguas de la Comunidad Autónoma de Murcia.

En la zona confluyen, sin embargo, diferentes actividades: aprovechamiento de los recursos pesqueros mediante artes como el arrastre, cerco, trasmallo, cultivos marinos, etc., realización de pruebas militares submarinas y de superficie, pesca deportiva, etc., cuya incidencia sobre la población de delfines mulares ha sido documentada por ANSE en aspectos como captura para delfinarios, muerte por interacción con la pesca, varamientos y otros.

En la última década, ANSE-Cartagena viene recopilando igualmente información sobre los varamientos de pequeños cetáceos en las costas de la Región de Murcia, así como de las posibles interacciones con actividades humanas de las especies más costeras.

ballena-1

Reserva marina

Las zonas de reserva marina tienen entre otros fines proteger los ecosistemas marinos con características ecológicas diferenciadas y que presentan un especial interés para la regeneración de los recursos pesqueros, y en las que se restringen o prohibe el ejercicio de las actividades que puedan alterar su equilibrio biológico.

Anse-Cartagena considera que la declaración de la zona como Reserva Marina, al igual que ha ocurrido en Cabo de Palos-Islas Hormigas, debería tender sobre todo a una reorientación de usos, y no a una mera prohibición y restricciones abocadas al fracaso. Es importante resaltar al respecto que la creación de reservas submarinas en el litoral mediterráneo español ha supuesto en todos los casos importantes mejoras socioeconómicas. De esta manera, las medidas a tomar deberían ser:

  • Realizar una zonación que asegure la compatibilidad de la conservación de la zona con los distintos usos: educativos, científicos, turísticos, etc.
  • Prohibición total de la pesca submarina y el marisqueo (pulpos, dátiles, langostas, cigarrones, etc.) y regulación de la pesca deportiva desde pequeñas embarcaciones.
  • Prohibición de la pesca profesional desde embarcaciones de alta potencia (arrastre y pelágica).
  • Regulación de la pesca profesional artesanal.
  • Prohibición de cualquier tipo de vertidos.
  • Prohibición de cualquier obra marítima (incluidas puertos y regeneraciones de playas).
  • Regulación de las actividades de buceo.
  • Regulación del acceso y anclaje de embarcaciones.
  • Potenciación de las actividades de educación ambiental.
  • Prohibición de maniobras militares que conlleven explosiones tanto en superficie como en profundidad, o el uso de sonares potentes que puedan afectar a los cetáceos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para finalizar este artículo subrayaremos que la Región de Murcia se convierte en la única provincia de la Península que cuenta con dos zonas con denominación de reserva marina de interés pesquero, Cabo de Palos-Islas Hormigas y Cabo Tiñoso.

Cabo Tiñoso becomes the second marine reserve in the Region

The purpose of the marine reserve areas is to protect marine ecosystems with differentiated ecological characteristics and that have a special interest for the regeneration of fishing resources.

Cabo Tiñoso (Cartagena) becomes the second marine reserve in the Region of Murcia with a shared management with Cabo de Palos-Hormigas Islands, after publication in the Official State Gazette (BOE), which establishes the collaboration between the Ministry of Water, Agriculture, Livestock and Fisheries and the Ministry of Agriculture, Fisheries and Food.

The extensions of the Posidonia oceanic plant occupy the inlets and coves and especially the sandy areas of the surroundings of La Azohía-Cala Cerrada. The prairies of this plant are one of the most productive underwater ecosystems. The Prairie of Posidonia de La Azohía is the only one of the coast of the Region of Murcia that blooms every year due to the special thermal conditions of its waters.

To the natural values of the zone, the cultural ones are united, and especially the presence of the “almadraba”, for the capture of melva, bonito, milk and other species of migrating fish. This type of fishing was already used in Roman times, having found near the mouth of the ravine Bocaoria archaeological remains of salted fish.

Submerged coastline

As for the location of the species of special interest, “the environment of Cabo Tiñoso can be considered as a naturalistic oasis in terms of rarity and diversity. The layout of the continental plate gives the area an enormous faunal and commercial value. The small extension of the continental shelf makes it possible to collect species of depth in relatively shallow waters, 20-40 meters deep. In La Azohía, as in various areas of Cabo Tiñoso, it is possible to find a large number of sciaphilic and photophilic species (they inhabit areas with little and lots of light, respectively), which is of great interest for those who want to know the coastline’s faunal variety of the Region of Murcia without immersion equipment. The factor of accessibility, abundance and species rarity gives Cabo Tiñoso an incalculable value “.

The area has an important presence of superficial, medium and deep communities of hard substratum, and numerous species indicating a very high ecological value.

The populations of the well-lighted areas (photophilic), which reach more than 30 m deep, have a high number of green algae (Acetabularia, Codium), brown (Halopteris, Padina) and red (Amphiroa, Jania). Among the animals are numerous sponges (Ircinia), cnidarians (Anemonia, Aglaophemia), polychaetes (Spirographis), molluscs (Murex, Sepia), crustaceans (Balanus, Maja), hedgehogs (Arbacia, Paracentrotus) and fish such as thrushes (Labrus) or the colorful maidens (Coris).

The communities of the penumbra areas (esciáfilas), of great chromatic richness, are characteristic of intermediate depths, although here they can be observed at a short distance from the surface. It is the so-called precoraligen, in which the red algae such as Peyssonellia and Lithophyllum stand out on the green (Halimedea, Udotea) and brown (Dyctyopteris). Faunal diversity is very remarkable, both in sponges (Hymeniacidon, Clathrina), cnidarians such as encrusting anemones (Parazoanthus) and others (Aiptasia), polychaetes (Serpula, Protula), mollusks such as red oyster and octopus, or crustaceans like the cicada. Red mullet, Tripterygion and other fish species are equally abundant, sharing the habitat with bryozoans such as the false coral (Myriapora) or Margaretta, echinoderms such as the Ofiura or the common sea star, and ascidians such as the red sponge (Halocynthia).

Although each day more scarce, it is still possible to find two large species of decapod crustaceans, of great commercial interest, such as lobster and lobster.

The extensions of the Posidonia oceanica plant, with an aspect between dense and very dense, occupy the inlets and coves, and especially the sandy areas of the surroundings of La Azohía-Cala Cerrada. The prairies of this plant are one of the most productive underwater ecosystems, being considered as true “forests” in the sea, and playing a great interest for a good state of local fisheries. This is due both to the importance for food and to provide shelter in their tangled ribbons to fish, molluscs and other marine fauna, some of which are very important for the local economy. In the sands we also find other phanerogamic formations (Zostera, Cymodocea).

  • In the waters surrounding the rocky mass between Cabo Tiñoso and La Azohía, it is easy to observe numerous pelagic species -which live in the open sea- such as milk and barracuda, sometimes forming large schools. Despite its intense persecution, it is also possible to find even large marine predators such as congers, moray eels and groupers, which take refuge in increasingly deeper areas.

Coastline emerged

The steep coast rising sharply from the sea is a magnificent refuge for many species of birds, including the peregrine falcon, habitual resident of the cliffs. Pardelas cenicientas and Paiños mediterráneos breed on a nearby island, the former obtaining an important part of their diet from the exploitation of the discards of the trawlers that work in the area. Among the plants there are also species of great interest, such as the cornical and various rock-dwelling species (they live directly on the rocks), some of which have a low distribution in Europe.

Like the area of Cabo de Palos-Islas Hormigas, the first Marine Reserve of the coast of the Region of Murcia, also Cabo Tiñoso-La Azohía meets all the environmental criteria that are internationally considered to select the areas of greatest ecological value:

  • It presents a high diversity of habitats and species.
  • It presents a high “naturalness”, being an area far enough away from urban centers, with little humanization of them.
  • It constitutes a good “representation” of the Mediterranean benthic biocenosis.
  • It presents enough “extension” to ensure the development of the species or communities that they harbor.
  • It presents a high “potential value” as a possible recovery zone for severely affected species.
  • It hosts species and biocenosis whose high “development-rarity” – needs the area as it is to remain and not be replaced by more opportunistic or cosmopolitan species or biocenosis.
  • It presents an “intrinsic attraction” depending on the different uses that can be once protected: scientific, educational, leisure, cultural, etc.

To the natural values the cultural ones are united, and especially the presence of the “almadraba” that every year it clears from the tip of the Azohía, for the capture of melva, bonito, milk and other species of migrating fish. This labyrinth of nets was already used on the coasts of Cartagena in Roman times, having found near the mouth of the ravine Bocaoria archaeological remains of salting factory.

A key natural space for the conservation of the bottlenose dolphin

The bottlenose dolphin is a gregarious dolphin (it usually lives in groups) that mainly occupies the coastal waters of the continental shelf in the Mediterranean. The feeding of this species, based mainly on demersal fish, has led it to compete directly with man. The shortage of food, as a result of over-exploitation of the resources of the Mediterranean continental shelf is, without a doubt, one of the main causes of its regression in this sea.

The results analyzed to date have made it possible to identify the coastal strip of Cabo Tiñoso and Bahía de la Azohía as one of the preferential habitats for the last populations of bottlenose dolphins present in the waters of the Autonomous Community of Murcia.

In the area, however, different activities converge: use of fishing resources through gear such as trawling, purse seine, trammel, marine farming, etc., conducting submarine and surface military tests, sport fishing, etc., whose impact on the population of bottlenose dolphins has been documented by ANSE in aspects such as dolphins capture, death by interaction with fishing, strandings and others.

In the last decade, ANSE-Cartagena has also been collecting information on the strandings of small cetaceans in the coasts of the Region of Murcia, as well as the possible interactions with human activities of the most coastal species.

Marine Reserve

The marine reserve areas have among other purposes to protect marine ecosystems with differentiated ecological characteristics and that have a special interest for the regeneration of fishing resources, and in which the exercise of activities that may alter their biological balance is restricted or prohibited.

Anse-Cartagena considers that the declaration of the zone as a Marine Reserve, as has happened in Cabo de Palos-Islas Hormigas, should tend above all to a reorientation of uses, and not to a mere prohibition and restrictions doomed to failure. It is important to highlight in this regard that the creation of underwater reserves in the Spanish Mediterranean coast has in all cases meant important socioeconomic improvements. In this way, the measures to be taken should be:

  • Carry out a zonation that ensures the compatibility of the conservation of the area with the different uses: educational, scientific, tourist, etc.
  • Prohibición total de la pesca submarina y el marisqueo (pulpos, dátiles, langostas, cigarrones, etc.) y regulación de la pesca deportiva desde pequeñas embarcaciones.
  • Prohibición de la pesca profesional desde embarcaciones de alta potencia (arrastre y pelágica).
  • Regulation of artisanal professional fishing.
  • Prohibition of any type of spills.
  • Prohibition of any maritime works (including ports and beach regenerations).
  • Regulation of diving activities.
  • Regulation of access and anchorage of boats.
  • Empowerment of environmental education activities.
  • Prohibition of military maneuvers that involve explosions both on the surface and in depth, or the use of powerful sonars that may affect cetaceans.

To end this article, we will underline that the Region of Murcia becomes the only province of the Peninsula that has two areas with a marine reserve denomination of fishing interest.

Esta entrada fue publicada en CURIOSIDADES / CURIOSITIES. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cabo Tiñoso se convierte en la segunda reserva marina de la Región

  1. Jose Ramón dijo:

    Es una buena noticia. Aunque son demasiados los interesas que convergen y ya sólo la denominación de “Reserva marina de interés pesquero” da qué pensar.
    Me quedo con las muy acertadas consideraciones de ANSE a las que añadiería la completa prohibición de fondeo y estancia de grandes buques en toda la zona y varías millas más a la redonda.
    ¿Volverémos a ver de nuevo ballenas (aunque sea despistadas) junto al Portus?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>